Ahorro, salud y sostenibilidad: las ventajas del aislamiento térmico y acústico en casa

La sostenibilidad y la eficiencia son dos conceptos que cada día están teniendo más presencia en nuestra forma de vivir, o al menos eso es lo que se pretende. Los sectores de la arquitectura y la construcción no son indiferentes a los nuevos modelos. Han evolucionado con diseños y construcciones de viviendas más eficientes. ¿Y cómo lo consiguen? Principalmente, a través del empleo de materiales que logran aislamiento térmico y acústico en las fachadas y en las cubiertas de las edificaciones. De hecho, hoy día existen normativas y exigencias básicas que las empresas constructoras y promotoras están obligadas a cumplir.

Y es que, según un estudio de la National Academy of Science Report (2016), España es el segundo país más ruidoso del mundo. Únicamente es superado por Japón en este ranking de la contaminación acústica. Y sus consecuencias para el humano son graves. Este excesivo ruido condiciona la vida de las personas y afecta directamente a la salud. Produce estrés, fatiga, falta de sueño, sordera, migrañas y un largo etcétera. Vivir en zonas urbanas aglomeradas, con calles concurridas o cercanas a carreteras, vías de tren o aeropuertos, así como cerca de ruidosos vecinos, puede suponer una odisea si no se cuenta con medidas protectoras.

Así, mejorar el aislamiento acústico de la vivienda es fundamental para protegernos del ruido. ¿Y qué medidas se pueden tomar? En este nuevo artículo de PB Arquitectos Granada vamos a repasar algunas de ellas.

Si tu problema es el ruido de los vecinos de arriba, lo ideal es colocar un falso techo, es decir, una sencilla instalación de varias capas de materiales aislantes que absorberán el ruido. Si vives en una zona cercana a aeropuertos o con mucho tránsito de vehículos, se suele apostar por el aislamiento del tejado, que se basa en instalar un panel de material aislante entre las tejas y la estructura del tejado. Por lo general, estos materiales suelen ser espuma de poliuretano o lámina impermeable. El suelo flotante también es otra opción para reducir la contaminación acústica, sobre todo la que producen las pisadas, el arrastre de muebles o la caída de objetos. Otra medida, que se utiliza sobre todo en edificios de nueva construcción y que contribuye también al aislamiento térmico, sería la instalación de una fachada ventilada. Se colocan dos paneles aislantes en la cara externa del edificio dejando una cámara de aire entre ambos que reducirá el ruido y el gasto de energía. Tampoco podemos olvidarnos de otro factor importante para reducir el ruido: el uso de ventanas con un acristalamiento adecuado al ruido.

Como hemos dicho anteriormente, para una vivienda eficiente no solo basta tener un buen aislamiento acústico, es más, la clave está en el aislamiento térmico. Se calcula que en nuestro país la mitad de los edificios están construidos sin la protección térmica adecuada. Y eso supone un gran derroche de energía. Ahora te vamos a contar cómo mejorar el aislamiento térmico de las viviendas.

A la hora de construir o en una reforma integral, al igual que para paliar la contaminación acústica, se suelen construir paredes con doble fila de revestimiento con materiales aislantes. Las ventanas también influyen. Que cuenten con doble acristalamiento o con cristales de baja emisión ayudarán a mantener la temperatura ideal dentro de la casa. Instalar en la parte inferior de las puertas una tira aislante que no deje que se ‘escape’ o ‘entre’ temperatura también es una recomendación para mejorar el aislamiento térmico de casa, y de paso evitarás que te entre polvo. Los suelos de madera, instalados sobre materiales aislantes, ayudan también a mantener el calor.

Optar por la rehabilitación energética para mejorar el aislamiento acústico y térmico puede producir un ahorro de hasta los 400 euros al año en la factura de la luz, una buena cifra tanto para nuestro bolsillo como para el medio ambiente. Si estás pensando en mejorar la eficiencia de tu casa o futura vivienda, ponte en contacto con PB Arquitectos Granada. Con nuestra amplia experiencia en proyectos de arquitectura, gestión de reformas y emisión de certificaciones de eficiencia energética estamos seguros de que podremos ayudarte. ¿Hablamos?